Tu empresa y la regla del 80/20

Tu empresa y la regla del 80/20

Conocida también como la regla A-B-C; la regla del 80/20 es una regla creada y empleada en principios con fines demográficos por un economista italiano llamado Vilfredo Pareto, pero que hoy en día es aplicada en muchos otros campos y aquí hacemos mención a una muy importante los negocios, donde la regla del 80/20 nos explica que ese 20% son las causan que tiene repercusión en el 80% restante.

Luego de sus inicios prácticos y factibles para muchas áreas, la regla A-B-C o el 80/20 tienen su lugar en empresas, empleándose en los distintos procesos y departamentos para determinar causas importantes que han afectado ciertos niveles la productividad de los negocios. En esta oportunidad te aconsejamos en qué lugares de tu empresa puede tomar acción esta regla:

cargasgeneralesAlmacén e inventario

La metodología del 80/20 tiene un nivel de relevancia bastante aceptable para controlar la salidas y las entradas y mejorar la eficacia y el control del servicio, es decir que si aplicas un monitoreo al 20% de tu almacén el 80% restante obtendrá un valor justo dentro del almacén, ya sea en ubicación y categorización, disponibilidad o valor monetario.

A través de este sistema podemos colocar artículos con más salidas cerca de lugares estratégicos para administración de tiempo y minimización de tiempo de entrega.

Filtro de clientes

Cuando poseemos un negocio e implantamos reglas y políticas de atención al cliente tendemos a enfocar gran parte de nuestra Embudo-de-retenciónatención en mantener la satisfacción garantizada; pero ponemos en segundo plano necesidades de optimización y mejora en nuestro vinculo interno de la empresa o negocio.

Para darle utilidad a esta regla del 80/20 en una clasificación de clientes satisfechos y clientes con inconformidad infinita siendo por suerte estos últimos una pequeña parte porcentual de la totalidad de clientes, empleando la regla A-B-C podemos representar en el 20% todos los clientes con quejas e inconformidades exageradas o fuera de políticas de atención, el otro 80% son todos los clientes que nos producen buena reputación y tranquilidad porque manejan cierta factibilidad a la hora de negociar.

Este filtro de clientela nos permite darle prioridad y planes de facilidad a ese 80% de clientes para aumentar el proceso productivo en el negocio como activos, mientras que el otro 20% seguirá disfrutando de los servicios sin ningún tipo de problema, usando las políticas de atención justas.

Adquiriendo a los clientes adecuados

Otra forma de emplear la regla del 80/20 en tu negocio es enfocándote en que la gran parte de tus ganancias proviene del 20% de tus clientes totales fijos, por hacer compras a débito, por comprar mayor cantidad de productos y otros factores, manejar el otro 80% será mediante impulsos de compras más frecuentes o una manera inteligente de ir reemplazándolos; enfocándote en tus análisis y datos para hacer más prudente la búsqueda por categorías, y minimizar tiempo de enfoque.

contenidoPreparando a tu personal

Habitualmente impartir un conocimiento o un aprendizaje es una tarea de mejoras para tu negocio y para los empleados a nivel personal, la regla del A-B-C puede resultarnos bastante lucrativa en el momento de ofrecerles formación a los pilares más importantes de nuestra organización como son los vendedores y agentes de atención al cliente de los cuales todos como equipo depende gran parte de nuestro éxito. Empleando la regla del 80/20 puedes darle de una forma práctica del 20% de las capacidades justas y necesarias, para atacar el 80% de los problemas que se puedan presentar.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *